La rotación y órbita de todo lo que forma nuestro universo, sirve de reloj para mapear cambios y transiciones.

Así es como los ancestros entienden que los cambios de los cuerpos astrales reflejaban los cambios de toda existencia.

El 21 de Diciembre del 2012 es simplemente una transición natural de una forma de energía hacia la próxima.

La evolución trascendental del hombre. Este día es conocido como el “Punto Cero”.Nuestro Sol, así como la Tierra, están perdiendo su campo magnético a medida que disminuye la rotación de la Tierra.

Aunque es frecuencia de resonancia base también conocida como “Cavidad de Resonancia Schumann”, está incrementando de acuerdo con la secuencia predictiva de la teoría Fibonacci.

A nivel celular, nuestros cuerpos reaccionan al pulso electromagnético. Los ancestros le llaman a esto “El Circuito Secreto”

Las células reciben este pulso a través del cerebro, el cual a la vez recibe su pulso del corazón, el cual recibe su pulso de la Tierra . Este pulso viene del Sistema Solar, el cual lo recibe de la galaxia y que últimamente viene del Universo.

Todos compartimos literalmente una pulsación con toda la existencia.
He aquí otro ejemplo de que TODO es UNO.

Desde que los científicos comenzaron a registrar las pulsaciones de la Tierra, su ciclo siempre fue de aproximadamente 7.8 ciclos por segundo. Este fue un número constante hasta 1986-1987.

Comenzó a incrementar rápidamente a aprox.9 ciclos por segundo en 1996.

En una década incrementó cerca de 2 ciclos por segundo.

Para el 2012, este ciclo oscilará entre los 13 ciclos por segundo tal como la secuencia Fibonacci lo indica.

¿Qué significa para la humanidad?

Así como la Cimática a demostrado que las frecuencias altas crean patrones más complejos, ahora estamos experimentando el principio de los grandes cambios en las vibraciones física y espiritual.

Es difícil comprender con exactitud lo que le sucedería a nuestros cuerpos físicos pero escrituras antiguas, religiones paganas y monoteístas escuelas del misterio y órdenes fraternales secretas, han dado una idea de cómo sería esta experiencia (Referencia a Corinthians 15:51-52 de la versión de La Biblia del Rey James) “El hombre está en el proceso de cambio a formas de luz fuera de este mundo”. (Las Tablas de Esmeralda de Toth) “No pasarás el dolor de la muerte, cuando venga en mi gloria, serás cambiado en un abrir y cerrar de ojos a un ser inmortal. En nuestros cuerpos miraremos a nuestros creadores”.

El Libro de los Muertos del Tibet, explica que los diferentes códigos vibracionales crean las experiencias necesarias para entender el estado budista.

Este será el cambio de los tiempos, el periodo trascendental de cambios monumentales para la humanidad.

Aquellos que no estén preparados para esta transición posiblemente no podrán lidiar con los rápidos cambios en la psique. La única forma de preparase para lo que está por venir es lo que hemos buscado durante toda nuestra vida….”La Verdad”

No la verdad sobre gobiernos, religiones, comercio, terrorismo o cualquier otra cosa externa. Sino la verdad dentro de nosotros, dentro de nuestra psique y dentro de nuestro “yo” oscuro.

Especialmente en la cultura occidental somos enseñados que ser “normales” significa estar siempre felices y nunca tristes. Siempre amorosos y nunca enojados. Siempre indulgente y nunca celosos.

Esto suena convincente, pero no lo es.